DOMINICANO RECAPACITA, TODAVÍA ESTÁS A TIEMPO

POR JUAN CARLOS RODRÍGUEZ
Político y Escritor

DOMINICANO RECAPACITA, TODAVÍA ESTÁS A TIEMPO
Juan Carlos Rodriguez (JCR), Político y Comunicador Social,

Corruptos, Indolentes, Disolutos, Putrefactos, Licenciosos, Penales , Enviciados, Protervos, Degradados, Esquilmadores, Cleptómanos, Indecentes, Inescrupulosos, Oportunistas Ambiciosos, Malandrines, Villanos, Pillos, Granujas, Malvados, Deshonestos, Tramposos, Tracaleros, Asaltantes, Saqueadores, Forajidos, Malhechores, Bandoleros y Cuatreros. Con estos casi treinta adjetivos se dirigió un reconocido político a sus compañeros de partido, en tiempos que encarnaba unas supuestas luchas en favor de las bases del mismo partido, luchas que abandonó a su suerte una vez pudo llegar a cerrar acuerdos con el actual mandatario.

Parecería que con esta amplia lista de descalificativos el distinguido líder se excedía o quizás exageraba, pero la realidad es que el amigo se quedó corto, porque según hemos ido viendo el actual desenvolvimiento de este gobierno y sus funcionarios y dirigentes cualquiera de estos calificativos es nada, comparado con los actos protagonizados por los mismos y cada uno de estos descalificativos cae como a anillo al dedo a alguno o varios de los funcionarios y dirigentes que protagonizan el más grande desastre que viviera la República Dominicana en su historia democrática, el gobierno de Luis Rodolfo Abínader Corona.

Para nadie es un secreto que varios diputados y dirigentes del actual partido de gobierno han sido vinculados al narcotráfico, algunos han sido presos en el exterior y otros aun activos descaradamente siguen siendo los candidatos a reelegirse en este narcongreso que dirige el PRM. Otros tantos funcionarios y dirigentes han sido desmontados del tren gubernamental, por el mismo presidente de la República, por sus casos de corrupción muy sonantes y criticados por todos los dominicanos, aunque casualmente ninguno haya sido tocado por la tuerta justicia ´´Independiente´´, de la que tanto se pavoneo el presidente antes de que la realidad le tumbara el discurso y le callara la boca.

Pero eso no es todo, actualmente todos los funcionarios del gobierno, el presidente incluido, han iniciado una ola de despilfarro del erario público, colocando indiscriminada y descaradamente todos los recursos del estado en la campaña de sus candidatos municipales. A diario surgen una tras otras denuncias con decenas de pruebas en videos en los medios de comunicación y redes sociales; denuncias a las que la actual Junta Central Electoral hace caso omiso, pues a todas luces parecería que el órgano electoral está confabulado con el actual gobierno, actitud de la institución que envía una muy mala señal al pueblo, pues nos coloca ante la presencia de fantasmas que ya habían desaparecido de nuestras luchas y procesos democráticos, pero que hoy de nuevo acechan y amenazan nuestra estabilidad y nuestra democracia.

Como si esto fuera poco los jinetes del actual gobierno no se conforman solo con el uso a chorros del dinero del estado, sino que además utilizan los recursos y vehículos de todas las instituciones del estado, coorasan, comedores económicos, educación, las edes, salud pública, 911, y hasta el ministerio público queda a merced de las campañas electorales. Pero no se quedan ahí, si no que van mucho más lejos y realizan actos solo vistos en la era del tirano, y me refiero pues al uso de las sagradas instituciones castrenses para promover caravanas de candidatos y poner a merced de los mismos los recintos y hasta el combustible de los vehículos militares. Y como si viviéramos ya en la soñada dictadura del presidente Luis Abinader, también se recurre a la fuerza y el abuso militar y policial para amedrentar y reducir a opositores o cualquiera que ejerciendo su derecho cívico ciudadano quiera expresar algún reclamo o descontento con el actual gobierno o simplemente alzar la voz ante una problemática de algún sector, provincia o municipio; como sucediera recientemente con el doctor Wazar Gómez, quien fue apresado y vilmente maltratado en un cuartel policial por protestar con una pancarta en las vías públicas de su provincia. Un reconocido profesional de la salud muy querido y distinguido en su provincia de Azua, quien es además aspirante a senador por un partido de oposición. Todo el país sintió, repudió y denunció los abusos y vejaciones cometidos contra este profesional, sin embargo ninguna de las instituciones llamadas a guardar nuestra seguridad, nuestras libertades y nuestros derechos como la Junta Central Electoral o la Procuraduría General de la República se pronunciaron al respecto y sus incumbentes se mantuvieron en silencio, quizás por complicidad o por miedo a no congraciarse con el nuevo dictador dominicano y su nuevo cuerpo de vigilancia y extorsión ciudadana, llamado DNI.

Lamentablemente todo estos recursos y otros más graves que debemos prepararnos para ver, se enmarcan en la desesperación de un gobierno desahuciado, un partido que sabe que con la grave situación que vive el pueblo dominicano y el actual descontento que siente la ciudadanía en general, va camino a un matadero electoral en las elecciones de febrero 18 y posteriormente mayo 19.

El pueblo dominicano, ya sea de manera consciente o inconscientemente como expresé en mi anterior artículo (Las Chepas No se Repiten), le dio una gran oportunidad al actual gobierno de Luis Abinader, poniendo en sus manos los destinos de la nación, pero su incompetencia, su incapacidad, su inexperiencia y esa ambición desmedida acumulada en los más de veinte años de estar a las sombras, lo llevaron a cogerlo todo, colocando a nuestra amada nación en una de las más grandes crisis económicas e institucionales más cruda de nuestra historia, mucho peor al desastre encarnado por el también jinete del partido blanco, Hipolito Mejia.

Pero como reza el titular de este artículo, todavía estamos a tiempo y este próximo febrero 18 y mayo 19 tenemos en nuestras manos una oportunidad de oro, primero para sacar del poder a este grupo de Corruptos, Indolentes, Disolutos, Putrefactos, Licenciosos, Penales, Enviciados, Protervos, Degradados, Esquilmadores, Cleptómanos, Indecentes, Inescrupulosos, Oportunistas Ambicioso, Malandrines, Villanos, Pillos, Granujas, Malvados, Deshonestos, Tramposos, Tracaleros, Asaltantes, Saqueadores, Forajidos, Malhechores, Bandoleros y Cuatreros del PRM, como les llama su compañero de partido y segundo colocar nuestro país en las manos del que si sabe gobernar, el Doctor Leonel Fernandez Reyna, quien junto a un grupo de mujeres y hombres extraordinarios del partido Fuerza del Pueblo y la alianza Rescate RD llevaran el orden a nuestras provincias, nuestros municipios, nuestros distritos municipales y todas las instituciones y dependencias del estado.

Dominicano recapacita, aún estás a tiempo, vota 3.

Redacción
Author: Redacción

%Medio digital de comunicación de República Dominicana%

Visitas: 0