El nuevo síntoma de la COVID-19: ¿secuela a largo plazo?

El nuevo síntoma de la COVID-19: ¿secuela a largo plazo?

Varios investigadores de la Clínica Cleveland han expuesto los resultados de un estudio en el que relacionan la COVID persistente con los trastornos del sueño grave. Según sus conclusiones, este “es uno de los síntomas más habituales que están teniendo ahora los pacientes que sufren secuelas de la enfermedad. Se quejan, en su mayoría, de insomnio, fatiga, confusión mental y algunos presentan trastornos del ritmo circadiano“.

Una de las personas encargadas de la investigación, la doctora Cinthya Pena, asegura que los trastornos del ritmo circadiano ocurren cuando el reloj interno de una persona no se sincroniza con su entorno, dando lugar a somnolencia, insomnio, dificultad para despertarse y depresión.

Otros síntomas de la COVID persistente

Los principales son la astenia, el malestar general, la falta de concentración y fallos en la memoria, aunque hay casos más graves como dolores continuos en pecho, garganta y cabeza, ansiedad y depresión. En cualquier caso, la COVID persistente sigue estudiándose día tras día, y es un campo que requiere una investigación aún más intensa.