El robo de criptomonedas por sumas multimillonarias llegó a un récord en 2021

 

Fue un gran año para el desarrollo de blockchains y criptomonedas, pero también para los delitos cibernéticos

     
    Por Ariel Mamani
    INFOBAE

    Crecieron los delitos informáticos relacionados con criptomonedas

    El año 2021 fue el mejor para el mundo de las blockchains y criptomonedas. Sin embargo, también ha sido en el que más hackeos y robos se han producido, llegando a robarse el equivalente a casi 10 mil millones de dólares.

    Con tantos robos, el 2021 se consagra como el año con más robos en criptomonedas de la historia. Desde montos pequeños como los 30 dólares que los usuarios de Chivo Wallet, la billetera de criptomonedas creada por El Salvador para sus ciudadanos pudiera usar Bitcoin como moneda de curso legal. Hasta el mayor robo de la historia de las criptomonedas, superando los 600 millones de dólares a Poly Network algunos meses atrás. Afortunadamente para los inversores, muchos de ellos se resolvieron de buena manera, como este último mencionado, en el cual el hacker decidió devolver los 600 millones.

    No solo los hackers consiguen robar dinero de los inversores en criptomonedas, sino que también lo hacen los estafadores. Recientemente, el pasado sábado 25 de diciembre, fue nuevamente arrestado uno de los más grandes estafadores en el mundo de las criptomonedas de Tailandia. Un estafador que consiguió hacerse con 500 millones de baht entre 2018 y 2019, el equivalente a aproximadamente 15 millones de dólares. él prometía a sus clientes rendimientos del 400 por ciento en tan solo 200 días.

    En relación con esto, Franco Capelo, CEO del Instituto de Análisis Técnico, dijo a Infobae: “Un rendimiento del 400 por ciento en 200 días, es más que posible con criptomonedas. Pero que sea posible no significa que sea fácil, y mucho menos que sea garantizarle. Ha habido casos excepcionales de criptomonedas subiendo 300 mil por ciento en días, y los estafadores se agarran de estas cosas para prometer rendimientos extraordinarios. No hay forma de garantizar resultados en las inversiones. Mi recomendación para los inversores es ser precavidos, y entender que las inversiones no son mágicas y no te harán millonario de la noche a la mañana súper fácil, a menos que asumas un riesgo gigantesco. En ese caso, se puede perder todo, o ganar mucho”

    Los hackeos se han ido intensificando en los últimos meses. Con el pasar del tiempo, se registran más y más casos. Un claro ejemplo es que hasta septiembre de este año se habían robado aproximadamente 3 mil millones de dólares en criptomonedas según un análisis realizado por Crypto Head, y en los siguientes tres meses, se han robado casi 6 mil más.

    Uno de los hackeos más grandes se registró el pasado 6 de diciembre. Los piratas informáticos robaron el equivalente a casi 200 millones de dólares en el exchange Bitmart. El fundador de la compañía, Sheldon Xia, anunció en su cuenta oficial de Twitter lo que estaba ocurriendo. Después del robo, la compañía suspendió temporalmente todos los retiros de manera temporal

    Otro de los más recientes hackeos de este año fue el de Ascendex, uno de los exchanges de criptomonedas más usados del mundo, informado por el exchange el 11 de diciembre. La plataforma sufrió una violación de seguridad que permitió a los piratas informáticos tomar el control de algunas de las billeteras de los usuarios con cuenta en el exchange, y así robar más de 70 millones de dólares.

    Yanina Orrego, CEO de Capital Ediciones, dijo a Infobae: “Los exchanges no son una manera tan segura de almacenar criptomonedas. Si bien los exchanges centralizados dan un poco más de seguridad que los descentralizados, aún les faltan algunos métodos de seguridad. Una manera aún más conservadora de almacenar criptos, es en wallets como Metamask, que funciona como una extensión de un navegador web.

    Sin embargo, quienes quieran ir a algo más seguro, pueden optar por el hardware wallets o wallets frías. Este tipo de billeteras son físicas, y tienen un aspecto similar a un pendrive. Una vez guardadas las criptos, se desconecta, y no existe manera de hackearla hasta volver a conectarla a una computadora”,