EL VALOR DE LA DISCIPLINA

Por Leonardo Sánchez G.

Columnista para Ciudadanía RD Media, Leonardo Sánchez G.

Tras la llegada del Sars Covid-19 nos hemos encontrado con el comportamiento genuino del ser humano. Por lo menos en nuestro país, no hemos hecho diferencia alguna entre los ciudadanos con mayores posibilidades económicas y en los menos pudientes, con relación al respeto de las normas que se nos han dispuesto para dar cumplimiento a unas medidas nunca vistas por lo menos durante los últimos 100 años. 


Testigos fieles somos de la redes sociales que nos presentan las faces más degradantes de personas que salen del anonimato a la luz y hasta de aquellas que son reconocidas por hacer vida pública. Bien se pudiera decir que las reacciones descontroladas, por miles de personas en eventos distintos, pero en lo particular motivados por las misma razón ( Toque de queda ), según expertos de la salud, atribuirían dichos desórdenes, a la inestabilidad mental o psicológica, provocadas por la obligatoriedad de asumir unas normas a las que no teníamos por costumbre. 


Lo más lamentable y en un tono atrevido aunque , con toda la responsabilidad que asumo en mis escritos , diré que las características conductuales de una gran parte de la ciudadanía de nuestro país para no generalizar, ha venido cayendo en picadas exponencialmente y no por la pandemia. 


Se trata de todo un proceso involutivo, una degeneración y degradación progresiva que está ocasionando distintos problemas sociales, llegando de forma directa a quienes administran el estado. 


Mi punto a de vista a todo esto, sería decir cómo ciudadano común y aún más, diría que cómo estado, sin la intención de de desprestigiar al gobierno actual, pues es un asunto que se viene dando y prolongado por décadas insertándose en la población más vulnerable y desposeída de la sociedad. 


Me refiero a la DICIPLINA, un método que de ser aplicado con el requerimiento de rigor y el carácter, el resultado será sorprendente en cualquier ámbito de nuestra vida. 


Cómo Asesor de Calidad Industrial hago mención de este punto ( DISCIPLINA ), no solo porque sea parte importante del comportamiento que debe tener el manejo de una empresa que desee posicionarse dentro de las más exitosas, sino que la misma debe adherirse como pauta de seguimiento de nuestra cotidianidad. 


La DISCIPLINA Uno de los métodos enumerados por las famosas 5 S de la cultura japonesa, nos han mostrado que la citada nación es más que un ejemplo a la vista de todo el mundo hablando claro está, del desarrollo logrado como país, sin contar con los recursos naturales y que a otros tantos países cómo el nuestro les son en abundancia. 


Cuando tenemos DISCIPLINA, todo es más ágil y la eficiencia en los objetivos alcanzados son inocultables. 


No es lo mismo asistir a una actividad en donde impere el desorden, que a una en donde existan reglas de convivencia. La responsabilidad es nuestra, tenemos y debemos mostrar las mismas conductas cuando abordamos el carro público, así como cuando abordamos el metro. Por poner un ejemplo. Tan simple como eso. 


Cual es la diferencia entre ambos servicios de transporte si los dos son públicos ?, Bueno que en uno se da un servicio sin restriccion alguna, mientras que en el otro para abordarlo existen condiciones específicas a llevar a cabo. 


Como puntualicé en el ejemplo anterior, la diferencia estuvo en la DISCIPLINA, en la forma de manejarse un medio y otro. 


Ser disciplinado en este tiempo nos resulta imperativo, debe ser un Si o Si en nuestra conducta, respetar los protocolos sanitarios, acatar el llamado a toque de queda y vacunarnos, son medidas incómodas ciertamente, pero son las que permitirán la reapertura de todos los tipos de actividades económicas y sociales, lo que justamente queremos. 


Cuando una persona es disciplinada difícilmente se verá envuelto en conflicto alguno.

Redacción
Author: Redacción

%Medio digital de comunicación de República Dominicana%

Visitas: 2