La OTAN celebra sus 75 años con una cumbre que pone la vista en Ucrania

Seguir por correo electrónico
Facebook
Twitter
Pinterest
Whatsapp
Rusia dice que seguirá con “máxima atención” la cumbre
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (i), habla al inicio de una reunión con el secretario de Defensa de los Estados Unidos, Lloyd Austin, en el Pentágono en Arlington.

Washington (EFE).- La OTAN ultima los preparativos de la cumbre que se inicia el martes en Washington con una conmemoración del 75 aniversario de la Alianza, en la que reafirmará su apoyo a largo plazo a Ucrania en un momento en que Rusia ha intensificado sus ataques contra objetivos civiles ucranianos.

“En Ucrania, Rusia continúa su brutal guerra. Este lunes mismo hemos visto horrendos ataques con misiles contra ciudades ucranianas, matando a civiles inocentes, incluidos niños. Condeno estos atroces ataques”, afirmó el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, en unas declaraciones junto al secretario estadounidense de Defensa, Lloyd Austin.

La OTAN acuerda que Mark Rutte sea su próximo secretario general

El político noruego se pronunció así desde la capital estadounidense sobre los últimos ataques rusos con misiles contra Ucrania, que afectaron a un hospital pediátrico y dejaron al menos 37 fallecidos, entre ellos niños.

Dejó claro que Rusia no puede esperar que la OTAN abandone a Ucrania sino que “tendrá que sentarse y aceptar una solución en la que Ucrania prevalezca como nación soberana e independiente”.

Rusia dice que seguirá con “máxima atención” la cumbre

Rusia declaró que seguirá con “máxima atención” el desarrollo de la cumbre.

“Con máxima atención”, contestó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en rueda de prensa a la pregunta de cómo observará Rusia la cumbre de la OTAN y añadió: “Ustedes saben que es una alianza que considera a Rusia un enemigo, un adversario.
La OTAN, señaló, “es una alianza que ha declarado abiertamente el objetivo de asestar a Rusia una derrota estratégica en el campo de batalla”.

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, por su parte, viajó a Washington para participar en la cumbre de la OTAN, donde se debatirá una mayor cooperación entre la alianza atlántica y Tokio ante el auge militar de China o la invasión rusa de Ucrania.

El líder conservador nipón espera que en la cumbre “se reafirme la idea de una relación indivisible entre el Atlántico y el Indopacífico”, y se aborden vías para “fortalecer la cooperación entre Japón y la OTAN”, según dijo hoy en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo, Yoshimasa Hayashi.

Por su parte, el presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, opinó que la OTAN no debería ser parte en la guerra provocada por la invasión rusa de Ucrania.

Nuevo paquete integral de apoyo a Ucrania

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 32 aliados respaldarán un nuevo paquete integral de apoyo a Ucrania que, en palabras de la embajadora estadounidense ante la OTAN, Julianne Smith, “ayudará a Ucrania a modernizar sus fuerzas, crear una fuerza para el futuro, trabajar en aspectos como la interoperatividad con la Alianza y seguir transformando su Ejército”.

“Estamos construyendo un puente para aproximar a Ucrania a la adhesión a la OTAN”, señaló Smith en la radio pública estadounidense NPR.

Biden insta a los demócratas a poner fin al drama interno y centrarse en vencer a Trump

Un ingreso que los aliados están de acuerdo en que ocurrirá cuando el país esté preparado, si bien en esta cumbre seguirán sin especificar una fecha para ello.

Se espera que los aliados aprueben un paquete de ayuda a Ucrania que incluya un papel protagonista de la OTAN en la gestión de las aportaciones internacionales de armas para el país invadido, la formación de sus soldados y un fondo de unos 40.000 millones de euros para sufragar los equipos militares que Kiev necesita para defenderse.

También abordarán sus necesidades más acuciantes en el campo de batalla, en especial las relativas a defensas antiaéreas y munición de artillería.

Liderazgo de Biden

El presidente de EE. UU., Joe Biden, será el anfitrión el martes por la noche de una ceremonia en el auditorio Andrew W. Mellon para celebrar los 75 años del Tratado del Atlántico Norte, fundacional de la Alianza, que se firmó en ese mismo lugar el 4 de abril de 1949.

Biden albergará esta cumbre en un momento de dudas sobre su capacidad debido a su edad para ser el candidato demócrata en las elecciones presidenciales de noviembre tras su débil actuación en el reciente debate con el candidato republicano, Donald Trump.

La Casa Blanca negó este lunes que haya inquietud entre los países de la OTAN por el futuro político de Biden.

“No estamos percibiendo ninguna señal al respecto en las conversaciones previas que mantenemos con ellos. Más bien todo lo contrario. Están entusiasmados con esta cumbre, con las posibilidades y las acciones que emprenderemos juntos, específicamente para ayudar a Ucrania”, señaló uno de los portavoces de la Casa Blanca, John Kirby.

Disuasión y defensa

Caos, rabia y solidaridad en el hospital infantil de Kiev atacado por Rusia

El miércoles, los líderes aliados celebrarán una primera sesión de trabajo en la que esperan aprobar la declaración de la cumbre, centrada en apuntalar un apoyo duradero a Ucrania, el refuerzo de la política de disuasión y defensa y la profundización de las relaciones con los socios del Pacífico ante los retos que plantea China.

El jueves tendrá lugar un Consejo OTAN-Ucrania donde participará el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, y una sesión con los socios del Pacífico (Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda) y la Unión Europea.

La OTAN está convencida de que su seguridad “no es regional, sino mundial”, como demuestra, dijo este lunes Stoltenberg, que Irán, Corea del Norte y China estén “apoyando y permitiendo la guerra ilegal de agresión de Rusia contra Ucrania”.

Para cumplir con la estrategia de defensa de 360 grados de la OTAN, los líderes prevén aprobar una nueva estrategia para prestar más atención a los desafíos (olas migratorias, inestabilidad política), pero también a las oportunidades procedentes de los países de la vecindad sur de la Alianza, desde Oriente Medio al golfo de Guinea.

Con el fin de hacer frente a esos retos, los aliados se reafirmarán en su compromiso de invertir al menos un 2 % de su PIB en gasto militar. Hasta 23 aliados invierten ya esa cifra, mientras que hace diez años, cuanto se fijaron esa meta, eran solo tres.

CRDMedia
Author: CRDMedia

Medio de comunicación digital, el cual procura servir y defender los derechos a los ciudadanos.

Seguir por correo electrónico
Facebook
Twitter
Pinterest
Whatsapp

Deja un comentario

close

¿Disfrutas este blog? Pasa la voz :)

Recibe nuevas notificaciones por e-mail:

Descubre más desde Ciudadania RD Media

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo