La verdad sobre el impacto de la explosión en Natanz: la instalación nuclear subterránea de Irán

Noticias de Israel

Después de meses de debates y diferentes relatos sobre el impacto de esa explosión, el informe trimestral del Organismo Internacional de Energía Atómica del lunes por la noche finalmente levantó el velo. Dentro de unos meses se sabrá más y dentro de un año se aclarará el panorama.

Pero ya se puede decir que ni las estimaciones originales de Israel de un retraso de nueve meses en el programa nuclear iraní ni la afirmación de Irán de que el impacto fue muy pequeño son ciertas.

La verdad está en algún punto intermedio.

El informe del OIEA dice que entre febrero y mayo se produjeron 335,7 kg. de uranio enriquecido al 5%, una media de 107 kg. al mes.

En otras palabras, aunque Teherán terminó el trimestre con cantidades significativas de nuevo uranio enriquecido, las cantidades parecen ser consistentes con el progreso de Irán antes del 11 de abril, y con el escaso avance posterior.

Además, una cuestión central sigue siendo cuántas centrifugadoras del ejército iraní resultaron dañadas por la explosión.

Basándose en las informaciones difundidas por los medios de comunicación internacionales de diversas fuentes sobre el incidente y en los nuevos datos mencionados, Albright estimó que, hasta 15 cascadas, cada una de las cuales contiene entre 164 y 174 centrifugadoras, pueden haber sido dañadas o destruidas por la explosión de abril.

Señaló que incluso cuando una cascada no es destruida, si los depósitos de escombros se abren paso en las tuberías, la sustitución fácil de varias maquinarias se vuelve impracticable.

Esto no pone fin en absoluto al programa nuclear de Irán, que incluía unos 5.060 IR-1 en funcionamiento entre las instalaciones nucleares de Natanz y Fordow, junto con otros 13.000 aproximadamente almacenados.

Sin embargo, es un golpe mucho más importante de lo que Teherán quería admitir inicialmente.

Albright también especuló con la posibilidad de que se hayan destruido hasta tres de las seis cascadas de centrifugadoras IR-2m más avanzadas.

Otra cuestión importante que se planteó tras el ataque a Natanz fue la importancia de que la República Islámica comenzara a enriquecer uranio hasta un nuevo nivel del 60%. (Seguir leyendo…)

Redacción
Author: Redacción

%Medio digital de comunicación de República Dominicana%

Visitas: 10