Los bosques tropicales desaparecidos pueden recuperarse

 
Por Infobae Newsroom

04-06-2019 Bosque tropical POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA CC0 PUBLIC DOMAIN

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Aunque los bosques tropicales de todo el mundo han desaparecido rápidamente debido a la deforestación, tienen el potencial de volver a crecer con bastante rapidez en tierras agrícolas abandonadas, según un nuevo estudio que descubre que los bosques tropicales y sus suelos son muy resistentes a los usos del suelo de baja intensidad.

Las conclusiones, publicadas en la revista ‘Science’, indican que estos bosques secundarios pueden desempeñar un papel cada vez más importante en la mitigación del cambio climático y la restauración de la biodiversidad y los ecosistemas.

En muchas partes del mundo, los bosques tropicales han sido talados para dar paso a otros usos de la tierra, como la agricultura y el pastoreo. El abandono gradual de estas tierras ha provocado un rápido aumento del rebrote de los bosques en estas regiones. Sin embargo, sigue siendo difícil comprender cómo se recuperan estos bosques y cuánto tiempo tardan en recuperarse las funciones forestales clave.

Para comprender mejor el rebrote de los bosques tropicales en las tierras abandonadas, Lourens Pooter y sus colegas de la Universidad de Wageningen, en Países Bajos, analizaron los patrones de recuperación de los bosques en 77 lugares de bosques secundarios de América y África Occidental.

Evaluaron 12 atributos del bosque relacionados con el suelo, el funcionamiento de las plantas, la estructura del ecosistema y la biodiversidad. Descubrieron que, aunque los distintos atributos se recuperan a ritmos diferentes, los bosques tropicales pueden recuperarse rápidamente, alcanzando el 78% de sus valores de crecimiento antiguo para estos atributos en 20 años.

Según los resultados, la recuperación casi total del suelo a los valores del antiguo crecimiento se produce en menos de 10 años. La comunidad vegetal y la diversidad de especies se recuperan en menos de 60 años.

La recuperación es más lenta en el caso de la biomasa y la composición de especies, ya que se tarda unos 120 años en alcanzar el 90% de los valores del antiguo bosque.

Los investigadores destacan que los resultados podrían mejorar el seguimiento y la planificación de la restauración forestal.