Tras el escándalo por la multimillonaria quiebra cripto, el avión privado del dueño de FTX voló de Bahamas a la Argentina

El Jet de Sam Bankman-Fried (30), fundador de uno de los exchanges de criptomonedas más grandes, aterrizó en San Fernando este sábado. Su empresa quebró ayer.
Samuel Bankman-Fried perdió una fortuna en apenas una semana (Foto SAUL LOEB / AFP)

Sam Bankman-Fried (30), el gurú de las criptomonedas dueño —hasta ayer— de la plataforma de exchange FTX, es el hombre más buscado del momento tras perder una fortuna de 17 mil millones de dólares en apenas una semana. Luego de renunciar a su empresa, su paradero es un misterio. Uno que tuvo una pata local, ya que su jet privado llegó a la Argentina en un vuelo misterioso que aterrizó este sábado en San Fernando.

El Gulfstream G450 matrícula LV-KEB aterrizó este sábado en el aeropuerto de San Fernando, según los datos registrados en la plataforma FlightRadar24, que trackea en vivo el seguimiento de todos los vuelos a nivel global. Durante la noche del viernes, era el avión más seguido en toda la página web. Todos querían saber a donde iba el hombre al que se le había evaporado el dinero de las manos.

Sin embargo, su paradero sigue siendo un misterio. Según pudo confirmar Clarín, a la Argentina solamente llegó su aeronave. Bankman-Fried no estaba a bordo de la aeronave.

La captura de pantalla de Flight Radar 24, con el recorrido de la aeronave de Sam Bankman-Fried

Bankman-Fried tuvo una semana fatal. Su empresa entró en bancarrota y perdió una fortuna astronómica en el volátil y salvaje mercado cripto: Literalmente pasó de tener 17 mil millones de dólares a apenas $1 USD. La plataforma FTX, que había fundado, presentó este viernes un proceso de quiebra en Estados Unidos que hasta acarreó su renuncia.

El californiano, de 30 años, pidió disculpas antes de irse. “Lo siento, yo debería haberlo hecho mejor”, dijo por Twitter el empresario, que hasta la semana pasada era considerado casi un evangelista por los fanáticos de las criptomonedas.

La caída de FTX y la salida poco prolija de Sam Bankman-Fried tuvo aspectos escandalosos y castigó a la mayoría de los criptoactivos, como el bitcoin, que perdió más del 20% de su valor en la última semana.

Según la revista Forbes, Bankman-Fried tenía activos por 17.000 millones de dólares en marzo de este año. sin embargo, el domingo pasado comenzaron a filtrarse las dudas sobre la solvencia de FTX, lo que provocó una estampida en masa de ahorristas que querían retirar sus activos. Se estima que en apenas un día retiraron 5.000 millones de dólares en cripto.

Sam Bankman-Fried (30) era uno de los gurú cripto más respetados. (FTX/Handout via REUTERS)

En un comunicado, FTX aseguró que la declaración de quiebra es la medida adecuada para gestionar los activos de la compañía y proteger los intereses de sus accionistas.

El proceso afectará a unas 130 empresas afiliadas, incluida su firma de inversiones Alameda Research, pero no a las filiales Ledgerx.LLC, FTX Digital Markets, LTD, FTX Australia y FTX Express Pay.

El movimiento se dio a conocer horas después de que las autoridades de Bahamas, donde FTX tiene su sede, congelasen los activos del grupo y diesen los primeros pasos para nombrar a un encargado de liquidar una de sus entidades.

FTX desembarcó en Bahamas en 2021 desde Hong Kong, donde había comenzado a operar y se había establecido como una de las plataformas de más éxito en el sector de las criptomonedas.

La situación de FTX se complicó aún más el miércoles, cuando Binance -la principal plataforma de intercambio de monedas del mundo- anunció que retiraba la oferta de compra que había anunciado un día antes, cuando se había ofrecido a acudir en apoyo de su rival.

“Nuestra intención en un principio fue la de apoyar a los clientes de FTX en su búsqueda de liquidez, pero el asunto escapa a nuestro control y nuestra capacidad de ayuda”, señaló Binance en un comunicado.

Y agregaron: “En los últimos años hemos visto que el ecosistema de las criptomonedas se está volviendo más resistente y creemos que, con el tiempo, el libre mercado eliminará a las empresas que hacen un mal uso de los fondos de los usuarios”.

El movimiento provocó un nuevo desplome del FTT, el activo digital de FTX, y fuertes caídas en todo el mercado de criptomonedas, justo un año después de que el bitcoin -la criptodivisa más importante- alcanzase su máximo histórico.