Informe sociopolítico sobre el posicionamiento electoral de República Dominicana.

Por Juan Carlos Espinal
CRDmedia

Informe sociopolítico sobre el posicionamiento electoral de República Dominicana.

¿Ante ola de criminalidad e inseguridad ciudadana repuntando, crímenes y delitos que según medios de comunicación son frecuentes en Santiago, Distrito Nacional, provincia SD, San Cristóbal, La Romana, Higüey, las 14 provincias del Cibao, Barahona, San Juan de la Maguana y el Nordeste a quiénes interesa que tengamos miedo?

Los atracos en torres de apartamentos Naco, los reportes de apagones de 48 horas en Gascue, el avanzado deterioro del Metro de Santo Domingo, el cierre de negocios en el municipio SDN por inseguridad ciudadana, los 9 ahogamientos de personas en inundaciones capital, el aumento viajes en yola a Puerto Rico y protestas jóvenes no videntes por asaltos 5to Centenario constituyen expresiones socioculturales que envían señales negativas a los inversionistas extranjeros, socavan la confianza pública en el gobierno del Presidente Luis Abinader y contradicen los informes macroeconómicos de las cifras del Banco Central.

El mal manejo de la pandemia Covid19 continúa socavando la cohesión social porque cualesquiera que fuesen las medidas de seguridad anunciadas por las autoridades las calles seguirán siendo el epicentro del conflicto de salud mental donde las clases sociales reflejen los efectos sicosociales de la incertidumbre.

En medio de inflación sin control de precios las medidas fondomonetaristas implementadas por el gobierno2020-2024 provocan frustración porque los organismos internacionales observan altos niveles riesgo país, que deterioran el clima de estabilidad democrática erosionando la seguridad jurídica del mercado.

Y es que bajo las premisas del FMI, social y políticamente es imposible garantizar estabilidad de precios porque aunque continúen con la propaganda del crecimiento económico con inflación para justificar la consecución de mas préstamos los trabajadores y las clases medias no reciben servicios públicos de calidad.

Al mismo tiempo observamos como el electorado de entre 18-35 años que el pasado 5/7/2020 tomó la decisión de elegir al Presidente Luis Abinader en primera vuelta, gira hacia la oposición en tanto la imagen de la Presidencia de la República atraviesa serias dificultades de reputación.

Mientras tanto amplios segmentos de la población, motivados por la precarización de los servicios públicos en las provincias más interconectadas de Santiago, DN, Barahona, San Juan de la Maguana, San Cristóbal, provincia SD, La Romana, Higuey y NY logran moverse rápidamente hacia la bipolaridad Luis Abinader – Leonel Fernández con Abel Martínez duran luchando, a contra corriente con una consulta fuera del calendario electoral que en el futuro probablemente enfrentará impugnaciones en los tribunales.

Las juramentaciones de miembros del PRM en FP, el rechazo de los pre candidatos presidenciales PRM a la reelección del Presidente Abinader y las renuncias del ex senador peledeista Julio Cesar Valentín, el Alcalde del municipio de Tamboril Anyiolino Germosen y otros, es un fenómeno político en expansión en el territorio nacional.

Los partidos afiliados a FOPREDOM, los partidos aliados al PRM y la opinión pública nacional coinciden en que tanto la inseguridad ciudadana como los altos precios de los artículos de primera necesidad experimentarán alzas en 2023 que darán razones suficientes para una nueva mayoría.

Partidos como PQDC, BIS y FNP sugieren que en 2024 habría segunda vuelta mientras PRD, PRSC y Fuerza del Pueblo convergen en garantizar que la arquitectura electoral del Bloque Progresista 1996-2000 y 2004-2012 en 2023 convierte la alianza con PLD en gobierno compartido que incluso involucre militantes del PRM y la izquierda del centrismo de Frente Amplio y otros.

No deberíamos perder de vista que el Tripartidismo PRM-PLD-FP 2020-2022 cede espacio a bipartidismo PRM-FP 2022-2024 con tendencia electoral reflejando éxodo de militantes insatisfechos PRM y PLD hacia FP con Leonel Fernández unificando oposición política, sociedad civil organizada y medios de comunicación alternativos.

El aumento de la nómina pública 14%, las acusaciones de la oposición PLD-FP sobre sobornos reelección a Alcaldes, Legisladores y Regidores, la concentración del 37% presupuesto nacional en Presidencia al 2023, el uso de Botts y Trolls para asesinar reputaciones desde Comunicaciones gobierno limita estabilidad democrática.

A su vez las cifras del crecimiento económico del Banco Central pretenden reducir debate sociopolítico sobre estabilidad económica, gobernabilidad democrática, calidad de vida y capacidad de compra de la población a rebotes estadísticos en el afán politizar índices alto costo de la vida.

Los años 2023 y 2024 serán aún más hostiles que los primeros 2 años gobierno PRM 2020-2022 con registro de mas de 20 mil millones dólares en préstamos, 8 de cada 10 obras anunciadas por Abinader sin iniciar, caída 3% PIB, sin control precios, altas tasas interés y mayor inflación en reelección.

Lo que unifica la oposición PLD-FP es que Los períodos de gobierno 2012-2020 se benefician del proceso de modernización del Estado llevado a cabo entre 1996-2000 y 2004-2012 fortaleciendo los poderes públicos instalándose tribunales constitucionales, electorales y/o administrativos garantes del poder Judicial y Legislativo

Dentro de las crisis globales contemporáneas existentes los gobiernos PLD 1996-2000 y 2004-2012 mantuvieron estabilidad democrática, crecimiento económico, seguridad jurídica, gobernabilidad, control de precios, seguridad ciudadana, Paz social y un clima de competitividad empresas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *