Una milicia proiraní atacó una base militar en Irak que alberga soldados de EEUU en medio de la visita de Blinken

El grupo lanzó cuatro granadas de mortero contra la instalación Ain al Asad donde opera personal estadounidense. El episodio ocurrió mientras el secretario de Estado visitaba Bagdad en el marco de su gira en Medio Oriente

El grupo proiraní Resistencia Islámica en Irak reivindicó este domingo un nuevo ataque contra la base militar de Ain al Asad, que alberga personal estadounidense en el oeste de Irak, en medio de la inesperada visita a Bagdad del secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken.

Esta amalgama de milicias iraquíes respaldadas por Irán dijo en un comunicado que la noche del domingo atacó la base de Ain al Asad con “cuatro granadas de mortero que alcanzaron su objetivo” y que, posteriormente, “los combatientes se retiraron de forma segura”.

Hasta el momento, se desconoce si el ataque ha provocado daños o pérdidas humanas, si bien esta base -una de las más importantes de Irak- ha sido un objetivo recurrente de la Resistencia Islámica en las últimas semanas.

Este nuevo ataque tuvo lugar durante la visita sorpresa de Blinken a Bagdad, desde donde calificó como “totalmente inaceptables” este tipo de acciones, al tiempo que advirtió que Estados Unidos “tomará cualquier paso necesario para proteger” a su personal en Oriente Medio.

“Los ataques y amenazas de las milicias alineadas con Irán son totalmente inaceptables, y tomaremos cualquier paso necesario para proteger a nuestra gente”, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense en una rueda de prensa desde Bagdad, donde se reunió con el primer ministro iraquí, Mohamed Shia al Sudani.

Blinken aseguró que su prioridad es garantizar la seguridad del personal estadounidense, que ha sido objeto de una veintena de ataques en Irak y Siria desde el pasado 17 de octubre que han dejado al menos 21 heridos, según el Pentágono.

Precisamente, la Resistencia Islámica en Irak también reivindicó a primera hora de la tarde de este domingo un ataque con drones contra una base estadounidense en el noreste de Siria, mientras que la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo que se produjo una explosión en la instalación, sin señalar si hubo víctimas.

Cerca de 2.500 soldados estadounidenses están desplegados en Irak, con el fin de asesorar a sus homólogos iraquíes en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

El Pentágono anunció el pasado 31 de octubre su decisión de movilizar a otros 300 efectivos en Oriente Medio para evitar una escalada regional del conflicto, una medida que se suma a la efectuada el pasado 26 de octubre para desplegar otros 900 militares.

Visita sorpresa

El primer ministro iraquí, Mohammed Shia al-Sudani, se reúne con el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en Bagdad, Irak, el 5 de noviembre de 2023.El primer ministro iraquí, Mohammed Shia al-Sudani, se reúne con el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en Bagdad, Irak, el 5 de noviembre de 2023.

En el marco de su gira por Oriente Medio, Blinken viajó a Bagdad para reunirse con el primer ministro, Mohamed Shia al Sudani, anunció su despacho, que no reveló antes la información por motivos de seguridad, ya que desde el inicio del conflicto entre Israel y el movimiento palestino Hamas, las bases estadounidenses en Irak han recibido varios ataques.

Washington acusa a Irán de estar implicado, de forma indirecta, en esos ataques que también apuntaron contra tropas estadounidenses en la vecina Siria.

La mayoría de esos ataques fueron reivindicados por un grupo denominado “Resistencia islámica en Irak” a través de canales de Telegram afiliados a facciones iraquíes próximas a Irán.

En varias ocasiones, el primer ministro iraquí se ha pronunciado a favor de un alto el fuego en la Franja de Gaza y calificó de “genocidio” las operaciones militares de Israel en ese territorio palestino.

Irak no reconoce el Estado de Israel y el gobierno iraquí es afín a Irán, que apoya a Hamas.

Antony Blinken está realizando una gira por Oriente Medio que lo llevó a Israel el viernes y a Jordania el sábado, donde participó en una reunión ministerial con cinco de sus homólogos árabes. También se reunió con el rey Abadalá II de Jordania.

El domingo por la mañana visitó Ramala, en Cisjordania ocupada, donde se entrevistó con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahoumd Abbas, y luego hizo una escala en la isla de Chipre para reunirse con el jefe de Estado chipriota. El encuentro tuvo lugar en el avión.

Con información de EFE

Redacción
Author: Redacción

%Medio digital de comunicación de República Dominicana%

Visitas: 0